La sexualidad abarca toda nuestra vida. Involucra sentimientos, emociones, actitudes, pensamientos y comportamientos tales como la autoestima, cariño y respeto por nosotros mismos (valoración personal); la percepción íntima y personal de sentirnos hombres o mujeres; el vínculo afectivo con los demás y la manera de expresar nuestro afecto; la capacidad de dar y recibir amor y de experimentar placer; la forma de comportarnos como hombres o mujeres; las diferencias corporales, los cambios físicos, el impulso o deseo sexual, atracción física, y la reproducción biológica; es decir la sexualidad abarca nuestro cuerpo, nuestras emociones, lo social y cultural de nuestra vida.

El sexo es una característica biológica que permite identificar a las personas por sus diferencias corporales, como hombres o como mujeres. Esta diferencia posibilita a ambos físicamente para participar en la reproducción de la especie.

Los cuerpos de los hombres y de las mujeres son diferentes. La muestra más notables está en los genitales externos. En el momento en que nace un ser humano, al observar sus genitales se le identifica como hombre o mujer.

Se nace con sexo masculino, pero se aprende a ser hombre; igualmente, se nace con sexo femenino, pero también se aprende a ser mujer. El sexo es un hecho biológico, psicológico, social y cultural.

La forma en que se cree que deben comportarse y relacionarse los hombres y las mujeres depende de la época y de lo que cada grupo social considera adecuado para cada sexo, A esta asignación de conductas y tareas se le llama género.

La sexualidad abarca todo, es el resultado de la relación entre el sexo, la forma de sentirnos como hombres o mujeres según la época y cultura que establece la sociedad, además de los criterios y convicciones de carácter moral.

Esto incluye el vínculo afectivo, la capacidad de dar y de recibir amor, la capacidad de experimentar placer, y la atracción física hacia otra persona.

Indice Fascículos Indice Temático Sexualidad cerrar
arriba