Hágalo por su salud - Folleto

INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

¿Qué son las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)?

Estas infecciones existen desde tiempos muy remotos en todos los países del mundo y han sido conocidas por diversos nombres como enfermedades venéreas, Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) y en la actualidad se les conoce como Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).
 
Las ITS se adquieren a través de la práctica de relaciones sexuales coitales (pene-vagina), anales u orales sin protección, con quien tenga alguna de estas infecciones, por lo que hombres y mujeres estamos en riesgo de contraerlas si no tenemos precaución. Estas infecciones también pueden transmitirse de la madre al bebé durante el embarazo, parto o amamantamiento, provocando serios daños en su salud.

En muchos casos, estas infecciones no dan síntomas durante un tiempo o éstos desaparecen, sin que ello signifique que se han curado, por lo cual, muchas personas no saben que pueden trasmitirlas. Por tal motivo, su detección y tratamiento a tiempo evita que se propaguen y afecten a más personas.

Cuando se tiene una infección de transmisión sexual es importante recibir el tratamiento adecuado para evitar que la infección avance, ya que a largo plazo puede provocar daños irreversibles como esterilidad, cáncer en órganos sexuales de hombres y mujeres e incluso la muerte.

A pesar de que deberíamos conocer bien en qué consisten las ITS y como prevenirlas, poco se habla de ellas y no se nos informa abiertamente sobre la manera de protegernos. Ésta es una oportunidad para adquirir información sobre dichas infecciones y compartirla con las personas más cercanas a nosotros.

¡Las Infecciones de Transmisión Sexual pueden darle a cualquier persona!

 

Hablemos de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)

Durante mucho tiempo los temas de sexualidad han sido considerados impropios y/o vergonzosos, por lo cual no se tratan dentro de la familia; incluso en muchas escuelas son censurados y hasta con el médico o la médico cuesta trabajo abordarlos y, sobre todo si se trata de infecciones que se adquieren por haber tenido relaciones sexuales y que afectan nuestros órganos sexuales porque entonces la dificultad aumenta, lo que propicia que en muchos casos por vergüenza, evite que nos protejamos de los riesgos.

Este tema deberíamos que poder abordarlo en la propia familia, de manera clara, compartiendo la información y la experiencia de cada uno, en un clima de confianza y afecto, como con cualquier otra infección, como por ejemplo la gripe o la diarrea, ya que todas las personas podemos estar expuestas, en algún momento de la vida,  a estas infecciones.
 
También tenemos que considerar que tener una Infección de transmisión sexual no es motivo para ser ofendido/a o discriminado/a, aunque cuando se tienen, es importante responsabilizarnos de nuestra salud, así como la de las personas con quienes nos relacionamos.

Si no las hemos tenido, aprendamos a protegernos de ellas; si las hemos tenido, evitemos un nuevo contagio; si las tenemos en este momento, busquemos la atención médica necesaria.

Tener una ITS  no es motivo de vergüenza; es la oportunidad de aprender a cuidarnos y a querernos.

Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) producidas por bacterias, protozoarios y hongos:

Para las infecciones ocasionadas por bacterias, protozoarios, hongos y otros parásitos, existen tratamientos médicos que las eliminan completamente, aunque si no se atienden a tiempo, pueden ocasionar serios problemas a la salud.

Dentro de estas ITS las más frecuentes son la sífilis, la gonorrea, la clamidiasis, la tricomoniasis, la candidiasis y la pediculosis púbica.

La sífilis es ¡dificilísima de curar!

 

Sífilis

Microorganismo que la causa: Treponema pallidum

Principales síntomas: La primera señal de contagio es la aparición de un pequeño grano que se ulcera llamado chancro, en órganos sexuales, boca y/o ano. Éste grano no duele ni tiene pus, y desaparece en promedio a las cuatro o seis semanas, sin que esto indique que la infección se curó.

En un segundo momento pueden aparecer unas pequeñas ronchas rojizas en el cuerpo, de las que sale un líquido que puede llegar a infectar a otras personas a través del contacto directo y luego de algunas semanas desaparecen, pero no así la infección.

 

Gonorrea

Microorganismo que la causa: Neisseria gonorrhoeae

Principales síntomas: Aproximadamente de dos a 20 días posteriores a la infección, en los hombres se puede presentar dolor o ardor al orinar y escurrimiento de líquido con pus por la uretra, que es el conducto por el que sale la orina. Si no se atiende rápidamente, la gonorrea infecta la próstata, produciendo su inflamación.

En las mujeres puede no presentarse ningún síntoma, por lo que puede suceder que no se den cuenta de que tienen la infección y por ellopuede avanzar e inflamar las Trompas de Falopio, produciendo dolor en la parte baja del abdomen. En ocasiones la infección puede monifestarse por una secreción vaginal de color amarillo-verdoso.

 

Clamidiasis

Microorganismo que la causa: Chlamydia trachomatis

Principales síntomas: Después de una o dos semanas de la infección, en el hombre se puede presentar una secreción blanca que sale por la uretra, así como ardor al orinar.

En la mujer es frecuente que no se noten los síntomas. Cuando los hay, puede aparecer una secreción amarillenta por la vagina; sangrado vaginal entre menstruaciones, ardor o dolor al orinar y dolor en el abdomen; en ocasiones puede haber fiebre y náuseas; y dolor durante las relaciones sexuales.

 

Tricomoniasis

Microorganismo que la causa: Trichomona vaginalis

Estos parásitos viven hasta siete horas fuera del cuerpo humano, por lo que pueden infectar las toallas o ropa interior.

Principales síntomas: De cuatro a 28 días después de la infección, se puede presentar en la mujer comezón en vagina y  vulva, con un flujo amarillo o verdoso de mal olor, que sale a través de la vagina, así como inflamación, por lo que puede haber dolor durante las relaciones sexuales.

En el varón, en la mayoría de los casos no hay síntomas, lo que no significa que no tenga la infección y pueda contagiar a su pareja. En algunas ocasiones aparece inflamación de la uretra, con dolor al orinar.

 

Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) causadas por hongos y parásitos

Entre las principales infecciones de este tipo se encuentran la candidiasis (producida por hongos). Esta infección puede ser resultado de contacto sexual, pero también de alteraciones del organismo, producto del uso de antibióticos o enfermedades como la diabetes, exceso de lavados vaginales, etcétera.

La pediculosis púbica o ladillas (ocasionada por un parásito) también puede ser transmitida por relaciones sexuales y por contacto con ropa en la que se encuentren estos parásitos o sus huevecillos.

¡Tener una ITS puede vivirse como la posibilidad de asistir al médico, atendernos y adquirir información para compartirlo con la gente que queremos!

Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) producidas por virus

Para estas ITS no existe una curación definitiva, sólo se cuenta con tratamientos que las controlan, pero no las curan, es decir que los virus permanecen en el cuerpo aun cuando desaparezcan las lesiones, por lo que se pueden contagiar a otra persona, aunque son infecciones que se controlan con un tratamiento médico adecuado.

Por esta razón, aun cuando se eliminen los síntomas, es necesario utilizar algún método anticonceptivo de barrera, como el condón masculino y el condón femenino, para evitar trasmitirlo a la pareja, así como pedir la información médica necesaria para tener una vida sexual normal y satisfactoria.

Cuando se han tenido algunas de estas infecciones, es importante mantener una revisión permanente de nuestra salud, ya que están asociadas al cáncer en órganos sexuales de hombres y de mujeres.

Condilomatosis o papilomatosis

Microorganismo que la produce: Virus del papiloma humano

Principales síntomas:Los síntomas se inician con una lesión parecida a una verruga que al ir multiplicándose toma una forma parecida a la coliflor. Estas verrugas crecen en los órganos sexuales y el ano. Las molestias principales son ardor y comezón alrededor del pene, de la vulva o del ano.

Las verrugas no desaparecen por sí solas, es necesario que las elimine el médico o la medica, lo que no quiere decir que se haya curado la infección, ya que no existe cura definitiva, por lo que las verrugas pueden volver a aparecer en cualquier momento.

 

Al Herpes genital ¡ni te le acerpes!

Herpes genital

Microorganismo que la produce: Herpes simplex tipo 1 y 2

Principales síntomas: Después tres a 20 días de haber entrado en contacto con el virus, aparecen en el área infectada (ano, pene, vagina, ojos) una serie de vesículas o ampollas que, posteriormente, se revientan y se convierten en llagas muy dolorosas. Los síntomas empiezan con comezón o ardor y después, aparecen pequeñas ampollas, como si fueran quemaduras, que al romperse forman lesiones húmedas que contienen grandes cantidades de virus.

Aunque estas lesiones desaparecen temporalmente, la infección persiste y reaparecen constantemente. Actualmente no existe cura para el herpes, sólo se controla la aparición de lesiones y el dolor.

 

Hepatitis B

Microorganismo que la produce: Virus de hepatitis B

Se adquiere por vía vaginal, anal o sexo oral, por compartir jeringas contaminadas o por contacto con sangre infectada.

Principales síntomas: En un primer momento no se tiene ningún síntoma, con el paso de los días, la persona adquiere un color amarillento en todo el cuerpo y en las mucosas, se presenta cansancio, náuseas, la orina toma color oscuro y las heces fecales un tono blanco.

En nuestro país, ya se puede prevenir a través de la aplicación de una vacuna. Pide esta información en tu centro de salud.

El SIDA ¡sí da!

Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

Microorganismo que la produce: Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

Esta infección se adquiere por medio de las relaciones sexuales, por recibir transfusiones de sangre contaminada por el VIH, o transmitirse de una mujer que lo tenga, a su hijo/a durante el embarazo, parto y lactancia.

Es muy grave, ya que en la mayoría de los casos es mortal. En la actualidad, en todo el mundo existen millones de personas que la padecen. Por esta razón se ha hecho un folleto sobre este tema, que te recomendamos consultes.

Adquirir una ITS no significa que se acabe el mundo, si nos cuidamos y atendemos a tiempo podemos continuar con nuestra vida normal y mantener una sexualidad plena.

Algunas consecuencias de las ITS

Como ya vimos, algunas de estas infecciones tienen cura, por lo que si se atienden adecuadamente y con prontitud, no quedará rastro de ellas, aunque en el caso de aquéllas que son producidas por virus y no tienen cura, vamos a tener que cuidar nuestra salud y mantener un buen equilibrio.

Pero si no nos atendemos adecuadamente, aun en el caso de las que tienen cura, se pueden tener serias consecuencias que pueden ocasionarnos esterilidad, abortos, ceguera, daño cerebral, cáncer e, incluso, la muerte.

También es importante pensar en evitar daños a segundas personas, como nuestras parejas o a los y las bebés durante el embarazo.

¡Piensa en los demás y evita trasmitirles una ITS!

 

Más vale una medida a tiempo que mil después.

A continuación se presentan algunas recomendaciones que si las llevamos a cabo, representan una oportunidad para que promovamos el cuidado de nuestras personas. Aplicarlas a nuestra vida también nos ayudará a fortalecer nuestra autoestima y afecto hacia nosotros/as mismos/as.

¡Ojo! Las relaciones sexuales y el alcohol u otras drogas pueden ser una combinación peligrosa, ya que  hacen perder la conciencia y con ello la posibilidad de cuidarnos.

¿Qué hacer ante una Infección de Transmisión Sexual (ITS)?

¡Prevenir las ITS es querernos y valorarnos!

Exploremos y conozcamos nuestro cuerpo

Aprendamos a revisar nuestros órganos sexuales con regularidad para detectar a tiempo cualquier dolor, molestia o cambios en su apariencia, que puedan ser avisos de alguna posible ITS. Esto además nos puede ayudar a detectar a tiempo otro tipo de problemas, como el cáncer en órganos sexuales.

A continuación se presenta una sencilla técnica para llevar a cabo una revisión periódica de nuestros órganos sexuales, lo que además nos permitirá conocer nuestro cuerpo.

(Exploración personal)

Realice esta revisión por lo menos cada mes, y ante cualquier cambio o duda que tenga ¡Acuda de inmediato a su centro de salud!

Ejercicio

Este ejercicio es una oportunidad para que confirmes la información manejada en este folleto. En las siguientes afirmaciones marque la opción que considera verdadera o falsa.

Enunciado Falso

Verdadero

1.Se pueden tener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada sin riesgo de contagio.
2. Cuando se presentan síntomas o molestias, los dos miembros de la pareja deben recibir tratamiento médico.
3. Las infecciones de Transmisión Sexual se trasmiten a través de relaciones sexuales.
4. Se puede tener una ITS y no tener ninguna molestia.
5. No debemos avisar a nuestra pareja si tenemos una infección de transmisión sexual.
6. Para prevenir las Infección de Transmisión Sexual es importante tomar precauciones, como el uso del condón.
7. Sólo el hombre puede contagiarse de una ITS.
8. Todas las ITS tienen curación.

 

BACTERIA: Es un organismo microscópico, es decir, tan pequeño, que no se ve a simple vista, formado por una sola célula.
COITO: Éste es el término que se utiliza para referirse a lo que comúnmente llamamos "acto sexual" o "relaciones sexuales". Las relaciones coitales se refieren a la introducción del pene en la vagina.
GENITALES: Con este nombre también se conoce a los órganos sexuales externos femeninos y masculinos.
MUCOSAS: Son capas de células que protegen los órganos de nuestro cuerpo. Un ejemplo de mucosa es la piel "blandita" que recubre la parte interna de la boca, de la nariz, de la vagina, del pene  y sirve para protegernos de lesiones e infecciones.
ÓRGANOS SEXUALES: Hay órganos sexuales masculinos y femeninos, externos e internos. Los órganos sexuales externos masculinos son el pene, los testículos y el meato urinario. Los órganos sexuales internos masculinos son las vesículas seminales y los conductos seminales, la próstata y la uretra. Los órganos sexuales femeninos incluyen la vulva formada por los labios mayores, labios menores, clítoris, orificio vaginal y el meato urinario, además de las glándulas mamarias. Los órganos sexuales internos femeninos son la vagina, el útero o matriz, los ovarios y las trompas de Falopio.
PROTOZOARIOS: Son organismos microscópicos formados por una sola célula y su tamaño es algo mayor al de una bacteria.
TROMPAS DE FALOPIO: Son dos pequeños tubos, por los que el óvulo viaja de los ovarios hacia la matriz o útero.
URETRA: Conducto que expulsa la orina. En la mujer la uretra no tiene que ver nada con la reproducción. En el varón la uretra tiene como función adicional servir de conducto para la salida del semen. La parte externa de la uretra se conoce como meato urinario.
VAGINA: Es una especie de túnel elástico que une los órganos sexuales femeninos externos con los órganos sexuales internos.
VULVA: Está formada por los pliegues de piel llamados labios mayores, labios menores, clítoris, orificio vaginal y meato urinario.
VIRUS: Son organismos microscópicos, más pequeños que las bacterias.

Verifique sus respuestas espuestas al ejercicio:

1:F, 2:V, 3:V, 4:V, 5:F, 6:V, 7:F, 8:F.

 

¡Si quieres saber más!

No olvides que tenemos a nuestro alcance los centros de salud y también podemos encontrar mucha información en internet, que se puede consultar en cualquier café internet o en las plazas comunitarias del INEA, en donde, además, cuentan con mucho material sobre este tema.

A continuación les presentamos dos direcciones de internet que contienen información muy importante e interesante:

www.adolec.org.mx: Esta dirección es de la página de la Biblioteca Virtual de la Salud, en la que están representadas las principales instituciones de salud de nuestro país. En ella podemos consultar nuestras dudas gratuitamente.

www.ssa.gob.mx/dgsr/: También puede consultar la página de la Secretaría de Salud que contiene información sobre salud reproductiva, cáncer mamario, de cuello de la matriz e, incluso, hacer consultas a personal médico especializado.

www.mexfam.org.mx: Mexfam es una asociación muy seria, que le puede ser muy útil para conocer más sobre como cuidar y vivir una sexualidad plena y saludable.